Tras la petición de rectificación pública a la Voz de Galicia, ante las inconcreciones en el tema de horarios y falsedades descritas y según ya informamos al medio,  una vez publicadas las aclaraciones, a través del propio Club, se  hace público el escrito exacto que se envía a dicho periódico.

Aprovechamos de forma expresa, para agradecer las múltiples muestras de apoyo, tantos desde nuestra masa social como desde diferentes ámbitos del mundo del deporte, especialmente a los clubs que se han desmarcado expresamente de las denuncias publicadas,donde las entidades deportivas  dignas, saben distinguir perfectamente entre las legítimas defensas que cada institución deportiva plantea para su, normalmente difícil desempeño, y otra cosa muy distinta, es llevarlo a límites que nada tiene que ver, con ninguno de los valores que todos los que nos dedicamos al deporte de formación estamos tan orgullosos de representar.

 

Gracias de todo corazón.

 

Escrito:

El club Estudiantes Lugo, acepta la oportunidad que este medio le da para desmentir y mostrar

su indignación ante la noticia que este mismo medio de comunicación decidió publicar ayer.
Es falso, que varios clubs citados en dicho artículo, se hubiesen reunidos para tomar medidas
contra nuestra entidad, así nos lo han hecho saber. Nos gustaría que fuese publico por este
mismo medio, los clubs que ya se han desligado de cualquier información ayer citada en el
artículo, y son: Garabolos vía comunicado, Franciscanos a través de su responsables y Ensino
vía redes sociales.

Es falso y grave, las acusaciones personales y sobre las diferentes entidades que en él se citan,
y todos los afectados están estudiando la posibilidad de tomar medidas judiciales al respecto.
Asimismo, el artículo no se firma y no se cita quién o quiénes son las personas a las que de
manera incluso entrecomillada divulga públicamente tales acusaciones.

Lamentamos que nadie de dicho medio de comunicación, haya intentado ponerse en contacto
con alguien de nuestro club, antes de publicar dicho artículo.

Dicho esto, queremos explicar de forma fidedigna, la secuencia natural que se ha producido en
la reclamación de los horarios:

El 1 de octubre recibimos la propuesta de horarios para la temporada vigente, con entrada en
vigor el 7 de octubre.

Desde la diputación el 4 de octubre se abre un periodo para que cualquier club haga “las
apreciaciones” oportunas tras la nueva propuesta de horarios recibida, y tras reunirse con su
masa social el propio 4, el Club de manera totalmente legítima así lo hace en base a el 7 de
octubre por la mañana:

1- En primer lugar y sobre cualquier otra apreciación, que en el Concello de Lugo se
necesita de forma más que urgente, mejorar y construir instalaciones deportivas con el
fin de que todos los clubs con cantera puedan desarrollar sus proyectos sin entran en
conflicto permanente a causa de tal precariedad.

2- Que en el momento que se ha tomado la decisión de modificar los horarios utilizados
en las dos últimas temporadas, a principios de octubre, era terriblemente inoportuno y
complejo, pues obligaba a cambiar ya muchísimas dinámicas familiares y el club se veía
en la imposibilidad de conseguir instalaciones alternativas para dar cobertura a sus
necesidades.

3- Que el Club, no tiene concedida NINGUNA HORA por el Concello, y que si hay clubs
que si las tienen. Esta situación la consideramos grave, pero entendemos que se
necesita un tiempo para rectificarla y la necesidad que la diputación como hasta ahora
equilibrase de esta, cuanto menos, “anomalía”.

4- Que en el certificado de la federación que se exige para la subvención de la Xunta,
citado en el propio artículo, el club Estudiantes Lugo certifica la participación de:
 Total de Licencias: 321
 Licencias en edad escolar: 296 (Primaria, Secundaria y Bachillerato)
 Licencias de jugadoras: 130

 Entrenadores: 23
 Cuarto club de baloncesto gallego con más licencias y primero de la provincia.

5- Que el club Estudiantes Lugo posee un equipo de categoría nacional EBA y otro
femenino sénior, recién ascendido a 1a división autonómica.

6- Que el club Estudiantes Lugo certifica que participará con plaza asignada en las 10
categorías autonómicas de formación que existen en el baloncesto gallego, 5
femeninas y 5 masculinas, es decir, en todas las posibles.

7- Que en el club Estudiantes Lugo trabaja como escuela de baloncesto en todas las
edades en los 9 años de escolarización de infantil y primaria, maximizando el número
de usuarios por pista designada, de una forma muy eficiente.

8- Que en el club participan jugadores de la provincia y del entorno, tanto directamente
como a través de clubs vinculados, que tienen complejo su desplazamiento en horarios
de noche.

9- Que en este momento, no tenemos acuerdos con colegios privados con instalaciones
propias.

10- Que este club ya pagaba horas de uso, en un colegio concertado de Lugo para dar
respuestas a las necesidades.

Una vez explicado los pasos realizados y desmentido el artículo, queremos hacer hincapié en:

Es claro la precariedad que todos vivimos por falta de instalaciones en una ciudad que vive
para el deporte. Este club está plenamente de acuerdo en que se creen baremos justos en
todas las administraciones locales pero del mismo modo, exigimos el reconocimiento público a
nuestra labor con más de 50 años.

No entendemos el motivo porque los grandes resultados tanto de índole individual como
colectivo, desde Sergi Quintela a Esther Castedo veinte jugadores y jugadoras con pasado en
nuestro Club están las participando en las principales ligas españolas, 23 campeonatos de
España en una década o 3 campeonatos de España organizados en la provincia con tanto éxito,
o unos campamentos de veranos por los que han pasado miles de niños lucenses en los
últimos 15 años, cueste siempre tanto ponerlo en valor.

Aprovechamos para decir que disfrutamos y admiramos que haya clubs en nuestra ciudad con
equipos en la Elite, y del mismo modo valoramos todas aquellas pequeñas organizaciones que
sacan adelante clubs y colegios tanto en la provincia como en nuestra ciudad.

Hemos trabajado para poder dar una alternativa a muchos jugadores y jugadoras que han
podido intentar ser atletas de rendimiento, sin tener que abandonar su casa. Creemos que ya
es hora de que eso deje de ser un pecado y reclamamos para nuestros empleados y
colaboradores, familias, jugadores y jugadoras todo el respeto y admiración que debían recibir.