El partido comenzó con un ritmo muy alto y el intercambio de canastas fue constante debido a que la intensidad defensiva de ambos equipos fue muy mejorable. Esto provocó que a medida que la circulación de balón estudiantil empeoraba, costase encontrar situaciones claras de tiro y que Instituto Rosalía fuese aumentando poco a poco la distancia en el marcador.

Durante el último cuarto, los lucenses volvieron a encontrar buenas sensaciones en ataque, pero era demasiado tarde como para darle la vuelta al marcador. Al final, 95-76.

Tanteos: 26-19, 22-20, 27-15, 20-22.