Cuarta jonada de Liga EBA que enfrentaba a los dos finalistas de Copa Galicia en Betanzos. El partido se vio marcado por las ausencias en el equipo estudiantil, que no pudo contar ni con José Antonio ni con Javier Beltrán por lesión en ambos casos.

El partido comenzó sin la agresividad necesario, pero poco a poco y gracias a la capacidad anotadora de Pablo Córdoba, el equipo se fue recomponiendo terminando el primer cuarto por encima en el electrónico.

En el segundo y tercer cuarto, Santo Domingo Betanzos, gracias a varias pérdidas de balón de Estudiantes y a su acierto exterior, fue capaz de escaparse en el marcador, anotando con más facilidad de la que le hubiese gustado a Gustavo Mota.

En el último periodo, los estudiantiles fueron capaces de mostrar su mejor versión, consiguiendo correr la pista gracias a su buen nivel defensivo y logrando llevarse el último cuarto por 20-28.