Tras 12 temporadas en el Estudiantes Lugo, Gustavo Soares abandona el Club camino a Oporto por motivos laborales. La familia estudiantil agradece su trabajo y dedicación durante todos estos años y le desea toda la suerte del mundo en sus nuevos proyectos. Aquí tienes tu casa, amigo.

CARTA DE GUSTAVO SOARES:

Familia, 12 años con vosotros, un club que me ha visto crecer como jugador, como entrenador, como informático y sobretodo como persona. Hoy me toca deciros que nuestros caminos se separan.

He decidido regresar a Oporto, mi casa, donde un nuevo e ilusionante reto me espera en el mundo de la informática y espero que pronto también en el mundo del baloncesto.

Me habéis acogido y tratado como uno más de vuestra, ahora nuestra familia y juntos hemos vivido momentos increíbles.

Por todo esto quería daros las gracias a todo el staff del club, del pabellón, a todos los compañeros de equipo, a todos los entrenadores que me entrenaron y a los que estuvieron también a mi lado en los distintos cuerpos técnicos en las buenas y en las malas, me habéis hecho mejor en todo.

Es imposible agradecer a todos de forma individualizada pero entre ellos no me puedo olvidar de:

– Paco García por  haberme hecho debutar en ese partido de presentación con el C.B.Breogán en 2007.

– Alex Polo por toda la amistad, formación, horas de conversación que me hicieron mejor entrenador y persona, que gusto haber compartido equipos y horas de charlas contigo.

– Compañeros de equipo, Bonnel, Will, Sergio, Tim, Arnette, Quintelas, Nico, Aitor y todos los demás que entreno tras entreno nos hemos hecho mejores.

– Pablo, Fernán, Sise y demás entrenadores del club que hemos crecido juntos con el club.

– Javi Peinó, Jesús Placer, preparadores físicos y fisioterapeutas, gracias por siempre estar a mi lado en el cuerpo técnico estos últimos años en el EBA, siempre en la misma dirección hemos hecho un gran trabajo.

– Javi Prieto, Andrés Corral, Adrián López y Alex Rivas, muchos años juntos, gracias por no haber fallado, gracias por dar el 100% en la pista como jugadores y como amigos fuera de ella.

– Chopi, Suso, Caneda y restante directiva por todo lo que significáis para el club y por siempre haber estado ahí.

Cristino, no hay nada que no sepas, 5 años en el F.C.Porto y 12 años juntos en Lugo, hemos sufrido, perdido y ganado juntos pero por encima de todo hemos arrimado el hombro y trabajado con gran calidad, me has hecho crecer mucho y por ello gracias por todo!!!!

Dejo en Lugo y en España grandes amigos así que no es una despedida, seguro que nos veremos a menudo y quién sabe volveremos a trabajar juntos en el futuro.

Desde Oporto tenéis un aficionado más, fuerza Estu!”